Dom, 25 de septiembre del 2022

Turismo Comunitario en RD necesita marco regulatorio, educación, soluciones manejo de residuos e implementación recursos tecnológicos

Turismo Comunitario en RD necesita marco regulatorio, educación, soluciones manejo de residuos e implementación recursos tecnológicos
Compartir en:
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Santo Domingo.- El turismo comunitario ha traído al mercado dominicano una plataforma integrada en diferentes pilares que impactan positivamente al medio ambiente, la inclusión social y el fortalecimiento y crecimiento de la economía en las comunidades.  Ejemplo que queda de manifiesto en proyectos como Jamao Ecotours en la provincia Espaillat, Luna Herrera Travel en Los Cacaos, provincia San Cristóbal, así como la plataforma de promoción de turismo comunitario en las diferentes provincias del país Nateevos.

Durante la conferencia “Turismo responsable y liderazgo comunitario en República Dominicana “organizada por Ágora Mall y Nateevos, con la participación de Jairo Morillo CEO de Jamao Ecoturs y Director de Comunicaciones del Consejo para el Desarrollo Ecoturístico de Jamao al Norten (CODEJAN), Inoel Lune, regidor de Los Cacaos, CEO de Luna Travel y Presidente de la Asociación de Guías Intérpretes de la naturaleza de Los Cacaos y Miosotis Batista CEO de Agencia Tinglar y Tinglar Eco Store, se abordaron los retos y las oportunidades que tiene el país en el desarrollo de  una oferta basada en el turismo comunitario con la finalidad de contribuir al crecimiento exponencial de comunidades ricas en recursos naturales, históricos, y culturales, generando ingresos a través de estos recursos y atractivos bajo los tres pilares del turismo sostenible:  social, económico y medio ambiental.

Las actividades turísticas como los deportes de montaña y actividades de recreación de exterior han dinamizado las economías en dichas comunidades empleando a un listado importante de comunitarios que intervienen en las diferentes tareas de la cadena de valor de la actividad desde el trabajo de guías, creando artesanía, vendiendo comida e incluso desarrollando otros negocios propios como resultado de la demanda de las personas que duermen y consumen en estos destinos.  Este proceso ha llamado la atención de agencias internacionales de cooperación como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Agencia de Cooperación Japonesa (JICA) quienes han acompañado algunas iniciativas en varias regiones del país.

“Desde el inicio de nuestras operaciones Ágora Mal ha apoyado el consumo de lo local como una forma de contribuir a mejorar la calidad de vida de nuestros productores, artesanos, emprendedores.  Hoy a través de este conversatorio podremos palpar la manera en que el turismo comunitario constituye una vía para continuar apoyando el desarrollo y crecimiento sostenible en nuestras comunidades” de esa manera presentaba la conferencia Rocío Sánchez, gerente de mercadeo del centro comercial”.

“Agradecemos a Nateevos por haber elegido este espacio como su casa y nos comprometemos   a continuar apoyando este tipo de espacio de conversación dando a conocer las riquezas culturales, tradiciones locales y recursos naturales de nuestro país desde diferentes comunidades turísticas.

Dentro de los retos citados por los expositores que aún tenemos como nación para la promoción de este tipo de turismo es la creación de un marco regulatorio que regule el ecoturismo, así como las actividades de montaña en el país.  Esto permitirá proteger tanto los recursos naturales, así como a las comunidades y sus visitantes.

“En las comunidades de los Cacaos y Jamao al Norte, hay muchas personas haciendo turismo de una forma consciente, pero al mismo tiempo hay individuos que visitan las mismas de manera individual, sin utilizar los guías comunitarios provocando en muchas ocasiones accidentes, el deterioro de ciertos recursos por llevar a cabo prácticas inadecuadas, además de quedar fuera del engranaje económico de la comunidad por lo que no aportan ingresos a las mismas”, manifestó durante el conversatorio Michelle Arthur de Nateevos.

Otro de los grandes retos que tiene el desarrollo del turismo comunitario en el país es la implementación de medidas que controlen el manejo de residuos sólidos alrededor de los ríos y playas, la eliminación del uso de plástico en estos lugares y la introducción de artículos de materiales reutilizables.

Cada año que pasa en el país se evidencian las consecuencias de las malas prácticas y sus consecuencias ambientales y los comunitarios son testigos de estos sucesos como la deforestación, largas temporadas de sequías, escasez de alimentos, entre otros.  Estos sucesos afectan directamente sus fuentes de trabajo y una preocupación mayor que recae en las asociaciones, fundaciones y grupos de presión que trabajan por el cumplimiento de leyes medioambientales y un marco turístico que garantice la sostenibilidad de este importante sector productivo.

El tema educativo es otro de los pilares que sostiene el turismo comunitario. La educación ha sido fundamental en el desarrollo tanto de la comunidad de Los Cacaos como de Jamao al Norte.  Sin embargo, aún existe una brecha de conocimiento entre las personas que están vinculadas directamente a este tipo de oferta turística y quienes no se relacionan con ella.  A través de la JICA en Jamao al Norte se desarrolló un proyecto de sensibilización comunitario alrededor del tema.

  •  
  •  
  •  
  •  


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *